25 noviembre 2009

Zombie Hooker Nightmare: ¿para adultos?

Demasiadas veces se toma el concepto de madurez como las cosas que puedes afrontar que no deben hacerlo los niños en vez de incurrir en una perspectiva distinta o unos requerimientos de razon-cinio que se dice. Esto es una alegación soltada al aire casi gratuitamente, y es que me ha venido cuando he estado probando un recomendado juego para adultos en flash:



No dejaba de ser divertido, (aunque me da a pensar que pide mucha máquina o bien que sus rutinas de detección van poco finas). También está el asunto que me gustan los senos y los zombies, pero su presunto planteamiento adulto es lo que más gracia me ha hecho.
En el juego seremos una prostituta en la era de los zombies, como pueden imaginar, y es que estamos ante un juego en flash, la premisa no va a dar precisamente para montarnos un mundo muerto para el juego de rol Zombie AMBE, soy consciente de ello, pero bueno, a ver que aporta este hecho diferencial de la profesión de la prota o al menos, que chiste le buscan al asunto, eso me dije.

La mecánica es la siguiente: necesitamos dinero y el dinero nos da puntos, (que ahora la moda es enfrentar puntuaciones online en los juegos de navegador), así que para ello nos acercamos a señores con pinta de tímidos fracasados sexuales y los llevamos hasta nuestra autocaravana, se darán unos saltos y gemidos, subiendo el marcador con la pasta cobrada.



La operación se complica en que debemos movernos por el escenario, donde nos estorban matojos y lápidas en el centro del sendero (que son rompibles ofreciendo más pasta y armas) para llegar a nuestros clientes, todo ello dificultado por las zombies que pueden matar a nuestro cliente antes de llegar a el para guiarlo a nuestra oficina o bien cuando éste nos acompaña.
Por el camino, tendremos que evitar que nos corten el paso y hacer pedazos a todos las zombos que estorben, para lo que contamos con un nutrido catálogo además de nuestros puñetazos y patadas (sexys, pero que hacen necesitar de varios toques para acabar con un no-muerto, aparte de no ayudar a mantener las distancias)

No hace falta irse a un marco de zombos para plantear un juego así, es el principio de todos los beat´em up: repartir estopa, movernos continuamente y no dejar que nos rodeen. Muy disfrutable lo de los cócteles molotov, las devastadoras armas de fuego y en fin, muy divertido todo.



Tiene dos opciones, la segunda añade, que además las unas uberzombies que necesitan de varios golpes (aún armadas con buenas armas) haya otro bicho gordo: una especie de perros teledirigidos o kamikazes petados de explosivo. Se hace difícil acertarles en la distancia de seguridad y aunque nos den aquí armas de fuego ya desde el principio, su precensia dificulta la cosa muy, muy mucho. Yo diría que hasta demasiado para lo que puede sostenerse la atención en un juego de este tipo, que son los típicos de echar un rato cuando andas pendiente de otra cosa, (o de no hacer otra cosa en el curro).

Soy lúdico y gamberro; puedo asumir posturas de goce descerebrado y nada políticamente correcto, pero no me ha convencido el enfoque y concepto del juego.
No os confundáis, me encantaría que cuando hiciésemos un combo quemando a varios zombos, se oyera un gritito con las letras de bonus brillando y la fémina apareciendo en pantalla más de cerca, cual ultramegaleche de un juego de lucha y enseñara festivamente las tetas. Es más, así entendería el por qué del tema escogido y por qué se supone que es un juego para adultos.

A ver si se me entiende con un simil. Imaginad un juego de leches del estilo (enemigos, enemigos y enemigos surgiendo en el camino), por ejemplo, el Black Belt y que el móvil para que hiciese todo sea que es chapero y el malo final le debe dinero. Le pega de hostias en la última pantalla y nos dan a entender, (fuera de cámara, como en este juego) que le hace una felación al malo haciendo las paces ¿Justificaría encuadrar el juego como para adultos? Me temo que no.
Y es como si el Frogger fuera un juego para adultos que tratara de una rana (tonta, porque no sabe nadar) que se juega la vida cruzando la carretera porque quiere echar un polvo... esperad un momento, me temo que Frogger va de eso, y es hasta más explícito que el juego que nos ocupa!

Lo que vengo a decir es que no me asusto del juego este ni de ciertas cosas, pero no le veo el sentido y que no aporta nada sus elementos maduros. Sería igual de divertido si la prota fuera una heroina (igualmente ligera de ropa y torneada, como suele pasar) que lleva de la manita a supevivientes a un refugio seguro. Su supuesta orientación adulta es un despropósito o una mera trampa barata para que clickeen currantes aburrido con toda la oferta de páginas con juegos flash que hay en la red intentado sobrevivir a consta de la publicidad puesta por terceros. Y me temo que el juego es así por esta razón.
No me quejo, solo estoy reflexionando sobre lo que pueden aportar enfoques adultos en los juegos y como esto solo se basa en decir palabrotas y salir tetas, (que aquí para colmo ni ocurre), usando la calificación como gancho comercial. Dadme algo fuerte de verdad y, demonios, que aporte algo, porque no soy un mojigato, pero me siento tan tomado por tonto (y salido) como me ocurría con las revistas de historietas de los años 80.



Y en fin, demasiada punta ya me parece que le he sacado a un juego tonto con el que me he topado. Jugadlo, es divertido. ¿Acaso preferiríais que me limitara a poner una imagen y un link como hacen otros blogs para postear de relleno?
Pos eso. Los que califican este juego de adulto deberían ver que clase de entrañables niños asilvestrados son los parroquianos de la FK, me los veo gritanto: ¡TEEEEEETAAAAAS!

Juega al zombie hooker este pinchando este enlace
Publicar un comentario en la entrada