10 noviembre 2009

El Cubo y Fanzipote

El Cubo es un boletín de noticias del cómic amateur impenitente (por perseverante) que es el gabinete de prensa del colectivo cordobés conocido como Ediciones Cúbicas y podio cultural alternativo paralelo en general, liderado por el no menos impenitente Juan Román García, Alias Juan Cubo, toda una institución en la ciudad que no es tan profeta en su tierra como fuera, como suele pasar.

Como publicación gratuita lleva años apareciendo en establecimientos amigos, hablándonos de los fanzines del grupo, de los de aquellos que se han puesto en contacto con ellos, de su biblioteca de éstos y su distribución amateur por el método del intercambio.



Fanzipote fue el fanzine compilación-fin-de-curso del taller de cómic de la ciudad. Nació en 1992 para ello, más tarde, desaparecida la A.C. Tebeonautas que organizaba dicho taller, se convirtió en el heraldo de los jóvenes autores de Cúbicas dentro de su panoplia de distintas iniciativas fanzineras donde solo el Fanzipote era perenne.
Entre profesores y alumnos, luego como autores a secas, desfiló (desfilamos) por aquellos talleres gente como Raulo Cáceres, que conocerán por su trabajo en el JdR Aquelarre, su hermano Miguel Ángel, (al que vimos en el manual del juego de minis Semper Fidelis), El Juan Pérez (que ha publicado en mil sitios, entre ellos, El Batracio Amarillo), Vicente Galadí, editor de Dos Veces Breve, la plana de Killer Toons (por abreviar) y en sus páginas han rulado muchos más amigos personales que publicaron y no perseveraron en esto, acogiendo el colectivo cúbico en su más de una década de historia autores de mi tierra que han currado para  editoriales como Dark Horse o Pelgrane Press.

Fanzipote ha sido ya desde el siglo XXI el acicate y escaparate de los autores nóveles que cohesionaba y dinamizaba cúbicas, siendo la noticia el que Juan Cubo ha recuperado su mítico primer número de 1992 como facsímil en El Cubo 45 en una tarea de conservador de la memoria creativa de esta ciudad que esperamos que continue.

Sin más dilación, ni enrollarme más, les dejo con el link de descarga. Es un archivo que puede parecer pesado en KB, pero es necesario para poder leerlo con la calidad que se merece. Quizás este primer número no sea el mejor ni el que más gente ahora nacionalmente famosa vea estrenarse, pero es una reliquia histórica de mi tierra y el tebeo nacional.

Y de regalo, la reseña de la celebración en la FK de sus 10 años de historia hace unos cuantos idems, (con el bonus track de ver al Koña hecho un chavalín)
Publicar un comentario en la entrada