30 agosto 2013

Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas

Me anda casi culpabilizándome a cada minuto del visionado, ¡Menuda chorrada es esto de Hansel y Gretel, Cazadores de Brujas! ¡Pero que chorrada palomitera más entretenida! Pillada por eso de mira, está a mano, no tengo ná que ver y así comento al blog algo relativamente reciente, pues ha sido un hallazgo agradable del que no esperaba nada y seguramente ha sido precisamente por eso.


Pongámonos en situación, si recuerdan el cuento infantil (que educaba a los niños respecto a no fiarse de los extraños debido a los brotes de canibalismo que se dieron en Europa), estos dos niños son abandonados y se topan con una bruja que se los quiere comer pero le dan muerte. La propuesta es que entonces pasaron de su padre y su madrastra para dedicarse a ser cazadores de brujas. Sí, es muy evidente. Y eso hacen durante la peli, pero resulta que hay un evento particular que se da cada muy cierto tiempo y varias brujas trabajan en equipo (jerarquizado) para un gran fasto de los suyos. Pero usando sus armas insólitas y hasta a tortazos, los hermanos tendrán que impedirlo.

Y si esto no es sencillo, tenemos un innecesario prólogo donde nos cuentan el cuento muy mal contado, pero cuentan con que nos lo sabemos. Ahora bien, si lo sabemos, ¿Para qué contarlo? Da igual, no es una película para pensar y cuentan con que no nos dediquemos a hacerlo dejando todo muy clarito. Ni que decir tiene que no dejaran clara la época exacta y así habrá menos anacronismos de los que ya hay, casi podríamos decir que esto es steampunk y es igual de loco. Cómo no, también sufrirá de los rigores narrativos de la acción heredados de ''Matrix'', pero ya más de una década después o se hace menos acusada la moda o estamos más acostumbrados o las dos cosas.

Lo de meter por medio a Hansel y Gretel solo es un gancho, piensan en epatarnos con la propuesta (o dejarnos ojipláticos si el término les parece muy fino) y con eso de chocarnos le prestemos unos segundos de atención a la publicidad. Aquí no hay un juego de recreación como ''Abraham Lincoln, Cazavampiros'' ni meter un elemento extraño para revertir una historia conocido, como en ''Orgullo, prejuicio y zombies''. Para nada hacía falta que fuesen los dos hermanos del cuento, y me atrevería a decir que nos han vuelto a vender exactamente la misma fórmula que con ''Van Helssing'', aunque aquí la cosa parece ser que sale mejor como producto de entretenimiento. Si al final tendré que escribir algo con mis notas para ''Sigmund Freud, cazador de vampiros'', con Jung usando el péndulo para buscarlos, Nietszsche con su sable del ejército prusiano echándole la caña Lou Andreas Salomé y con un jovencito Wilhelm Reich sacando de quicio a todos. Este tipo de productos no sé si andan de moda, pero van saliendo y al menos son más frescos y menos pesados que la moda zombie que nos asola (o al menos nos hace bostezar).

Atentos a su versión de las brujas, porque pasándose el Malleus Maleficarum por el forro (la guia real para cazadores de brujas) aquí estas se ven afectadas por la pobredumbre, que por lo visto es como la decrepitud del juego de rol Ars Magica, así que son todas feas, inhumanas y todas distintas cual pokemones con la excusa de la magia. Curiosamente, la bruja del prólogo es igual que un orco de Moria. Para darle más color todavía, las brujas lanzan cuchillos además de hechizos y tienen supervelocidad y todo. Que poco sentido tiene todo, pero como mola verlas volar a todo rapo en escoba y lanzar proyectiles mágicos y fairbols.
Y Qué se fizo de aquel trovar... Famke Janssen, que nos tenía trempadísimos al Miki a mi haciendo de Jean grey, aquí hace de bruja. Lo que es la vida y los años, pero todo esto no tiene nada más que contar, entretenimiento todo el rato igual de exgerado e histórico como esa peli de ''La Liga de los Hombres Extraordinarios'' y al menos podemos agradecerles que nadie haga en ella artes marciales como tales.

Violencia hay un rato y algo de sangre, incluso explota alguien y se ve algún pezón, pero creo que llevará al entusiasmo y no a escandalizarse por todo esto, encontrar de estas cosas me ha sorprendido (agradablemente). Personajes planos, algunos efectos especiales muy cantosos, pero mucho ritmo y muy llevadero. Soy quizás un poco viejo para esto, (es una peli para adolescentes no declarada) y se marcan un largo epílogo que parece querer demostrar que es posible y hay ganas de hacer franquicia con ello. Si se da el caso, me daré más prisa con la segunda parte sabiendo que poco puedo esperar pero que bien se hila lo poco que tiene.

Publicar un comentario