19 agosto 2013

Evil Dead/ Posesión Infernal 2013: los remakes y lo que no puedes volver a hacer

Adaptar es una tarea ingrata con los resultados, arriesgada y sin duda desafiante aunque motivadora (al menos para mí), pero muy, muy delicada. Coges algo y lo llevas a otro medio, otro formato, lo que conduce a hacer cambios relativos al nuevo medio, ya sea para explotar sus potencialidades o esconder las carencias o imposibilidades. Por ejemplo, en un supuesto musical sobre ''Star Wars'' no podría haber tal cual combates de naves y los efectos especiales se reducirían a los que se se usaban en las representaciones operísticas de Wagner y poco más, pero, en cambio, las falditas de los Jedi deberían ser explotadas con saltos y giros en los números musicales para sacarle jugo al asunto, no descartando números musicales en duelos de sable luz (que al fin y al cabo, son una coreografía de por sí).


Pero es ingrata porque si eres muy imaginativo, eliges mal o al contrario, eres muy conservador, alguien querrá tu piel criticándote y no se puede contentar a todo el mundo. Adaptar algo célebre supone exponerse muchas veces a la imagen que tiene el usuario (fan) de la fuente adaptada, que suele mezclarse con lo subjetivo y la nostalgia respecto a cuando conoció el original. Por eso digo que es ingrato.

Lo mismo ocurre con los remakes cinematográficos, pero el reto es más duro, ya que practicas un reficio (un volver a hacer) en el mismo medio y formato. Si te preocupaba que el público sea conservador o tenga su propia idea a defender a muerte sobre como habría que rehacer su obra favorita (o dejarla en paz), cuando no cambias de medio esto se hace aún más acusado (pues toma dos tazas).

Por eso si cuando toca hacer una adaptación te encuentras con gente (bendita internés) que dice que te acuestes, que no vale la pena o que será una porquería, cuando se anuncia un remake esta vertiente de ¿crítica? ¿prejuicios? ¿bulling? se multiplica por cinco o por diez. Y eso ha tenido encima el Evil Dead/ Posesión Infernal de 2013.

La pregunta ¿Hace falta un remake de ''Evil Dead''? Estuvo en el aire desde el principio. La respuesta no es tan sencilla como que ni quita ni pone una peli más o que el mundo no necesita más películas, tampoco complace a nadie esa (¿falsa?) esperanza de que atraiga a los más jóvenes a la saga. Lo que los jóvenes necesitan es que les abran camino para tener un futuro en que puedan comer, que les llamen la atención con algo que les interese en fondo y forma. El que quiera saber sobre los orígenes de este género sí o sí habrá sabido ya de ''Evil Dead'' porque no es una peli más, sino una que si no cambió muchas formas de hacer las cosas, sí lleva influenciando a su género durante la friolera de 30 años. en su narrativa y forma de solucionar las cosas es como ''2001: Una odisea en el espacio'' para la ciencia ficción.
Así que si ya empiezas teniendo a gran parte del posible público del género en contra o, cuanto menos, escéptico, te toca encontrarte con que lo que fue novedoso en la peli original de Sam Raimi por falta de pasta e imaginación, ahora resulta que son instituciones o casi en la forma de rodar, como esa cámara que persigue a la gente y esas locuras de concepción. Digamos que es como rodar ahora una nueva adaptación de El amante de ''Lady Chaterley'' esperando ser provocativo y encontrarte que ha habido desde entonces Cine erótico mejor o peor a cascoporro y que para pasarte y sorprender por saturación lo tienes chungo existiendo el porno. El gore de la ''Evil Dead'' original está más que superado, pero eso no era todo el meollo del asunto ni el alma de la peli. Sin embargo, vamos sumando factores en contra  del remake.

Esto no es Posesión Infernal, la primera peli, que no es de risa.

Así que ni de coña envidio el encargo que le tocó a Fede Alvarez con esta peli, la primera podía sorprender y lo hizo; pero el remake no iba a sorprender por mucha sangre que usara ni por rara forma que tuviera de usar la cámara si llevan 30 años imitándose los recursos de la peli. Hecha la original solamente para ganar dinero y muy en serio (algo que suele olvidar o desconocer la gente), Raimi intentaba hacer la peli más terrorífica (y más rentable a ser posible) de todos los tiempos, por lo que si hay algún atisbo de humor en el primer ''Evil Dead'' es no intencionado y muchas veces solo lo hay al ser visto ahora buscando sobreactuaciones de Bruce Campbell y juzgando el cutre acabado (casero) a estas alturas.Pero lo tuvieron claro con la segunda parte: ''Evil Dead II/ Terroríficamente muertos'', hicieron una especie de remake (ahora con pasta) y exageraron todo más hasta el punto de lo ridículo y bien que disfrutaron con ello sabiendo que harían reír, creando sin querer su propia variedad del género que, no obstante, traicionaba al original y tiene aún a los fans confundidos.

O sea, que ni Raimi ni sus compinches se atrevieron o se dignaron a hacer un remake como tal haciendo lo mismo, y ahora le tocaba a Fede Alvarez saliendo de un corto y teniendo la peli como una institución y dudando si debería meter humor o no, a pesar que de la saga se relaciona con ello (y la tercera contradecía la anterior y era un film de fantasía y aventuras) y con Bruce Campbell como Ash chuleándose (que era un tipo normal y muere en la primera) así que Alvarez opta por el camino más canónico y yo diría más que arriesgado: un remake de Evil Dead como no quiso ser la segunda parte, ya sin el factor sorpresa, sin el carisma de Bruce Campbell, sin el ingenio de Raimi y sin el humor con que (equivocadamente) relacionan los fans con la peli.

Y este no es Ash, tampoco el prota de la peli remaekada lo era, sino que lo fue después

Pues agarraos: que le ha salido la cosa muy bien contra todo pronóstico. Evil Dead 2013 es un ejercio de estilo reproduciendo la original. Falta el exceso de Raimi con la cámara, que se ha convertido en manierismo y marca personal suya, pero en eso y otras cosas Raimi puede ser excesivo y pasarse de rosca (repasad con honestidad ''Arrástrame al Infierno'' o los duelos de ''Rápida y Mortal'' disfrutables pero exageradas) y ahora si no descolocan, si que producen sensaciones cercanas a lo humorístico. No cometamos tampoco el error de confundir la cámara de la primera Evil Dead con la segunda.

Sin embargo, reconocemos su forma de narrar en el cobertizo, en el uso de elementos McGuiver (aunque tampoco se pase tanto), en el juego que dan las bombillas... Un arte, hasta en una de las formas de morir, en como se extingue la vida, no en la escena violenta que precede, vemos como se han empollado la escena, cuando se deja de hablar y cuando cae la babilla para filmarlo bien y más verosimil que en la original. Este repaso incluye también a las escenas y conceptos, hay una falda, hay una camisa azul, se repite la forma de extenderse la posesión de forma visible en la piel, hay algo afilado, el sótano se cierra con cadenas y se usa de forma parecida... menudo curro de traslación y cuanto cariño debe haber detrás de ese perfeccionismo. Incluso repite la escena vegetal (intento no destripar nada si no se ha visto una u otra) y aunque me sorprende y perturba menos (que la otra llegaba a ser un poco ridícula, aceptemóslo, aunque impactara), sí está mejor llevada e incluso mejor integrada con el argumento de la peli. Como guinda también tenemos algún préstamo de la segunda y en lo que puede (muy poco) intenta darnos algún revés/sorpresa.

Otro aspecto interesante es que se ha procurado que todo sea más sólido en su planteamiento inicial. Ya no es irse de fin de semana a una casucha de mierda dos parejas y una tipa de carabina. La casa está hecha una pena pero es más próxima a la familia, que tiene cierto drama (que no estorbará) como para tenerla en buen estado y la idea es tener aislada a la desparejada que va a desengancharse, lo que además de explicar que hacen allí da juego en cuanto lo confundible que es el miedo ante las cosas raras con el delirio del mono. Esto se hace hasta pasarse un poco de celo, ya que quien cuida de la adicta nos enteramos que es enfermera (y por eso hay agujas y medicamentos) o que su pariente es profe (y por eso sabe de libros y latinajos) y el otro ha currado en un taller mecánico como para saber de bricolaje. Hasta la formación profesional de los personajes se deja caer para se justifiquen como elementos a usar luego, tal como pasa con los enseres de cocina.

Los fans andarán cabreados por la pérdida de protagonismo del Necronomicon, terrible libro pre-humano y trasunto barato del de Lovecraft que ya andaba muy insosteniblemente allí en la original. Aquí no queda claro si es más bien un libro de brujería o un manual de instrucciones contra el Mal, pero se le da más uso que en la primera y se usa mejor. Es discutible que hace allí tal cual siendo tan peligroso si ya ha habido quilombos/líos sobrenaturales antes, y es un hecho aún más discutible que en el original cuando se supone que entonces no fueron aniquilados todos al cambiarse la historia previa que daba pie a la situación inicial en el original, cambios que, agarrénse los puristas, no creo molesten como prólogo a la peli y solo la hacen un poco diferente, ni mejor ni peor, que lo de la grabadora de cinta abierta de la original.

El resultado es un producto filmado de forma meritoria, puede que incluso algo artística a veces, y competente. De buen ritmo con su hora y media metiéndose en harina ya sobre los 20 minutos a pesar de tener prólogo y que es muy sólido. Tiene en contra problemas del original, como que las voces con falsete y rollo posesión (muy respetuosas con la original) de terroríficas casi han pasado con los años a ser cosa de risa por la explotación y mofa masiva de ''El Exorcista'', pero aquí no tiene la culpa nadie del remake y se le ve comedida con estos elementos. Se podrán alegar cosas como que se comportan los protas como estúpidos a veces, pero es necesidad del guión y costumbre de género, o quejarse de que conlleven muy bien caídas, leches, tiros y ensartamientos, pero con esto pasa exactamente igual. Nihil obstat.

Sin embargo, mi apreciación es que un film correcto, terriblemente correcto cuando me parece que el primero se pasa de rosca y siento a este encorsetado y poco sorprendente. Se trata de una percepción falaz, ya que estoy muy taimado con la saga que tan bien se comprende aquí, antes de su giro a casi la parodia, y el Cine de estas cosas ha ido siguiendo su camino en general y el de la peli remakeada en particular. Las vomitonas asquerosas, sangre a mares y dislates así son ya comunes, muy comunes y a veces poco menos que esperables y canónicos. Todo esto deja a la peli en una posición muy alejada a lo que fue la que se rehace, pero es que no estamos en sus tiempos, es ese efecto Lady Chatterley en la era porno que mencionaba antes. Ya no va a resultar igual ante las generaciones posteriores y los que hayan sobrevivido en el género. Puedes darme algo actualizado igual en contenido y pretensiones que la original de 1981, pero no puedes devolverme a los 9* años cuando la descubrí y de eso no tiene la culpa nadie. Es buena, muy buena; pero ninguneada injustamente por confundirse ''Evil Dead'' con lo que le precedió y rebajada enormemente por la crueldad y sanguinolencia que vino después. Funciona y es una gozada, pero no será para quien la descubra ahora como fue antes.

La sensación que he tenido es la misma que con los revivals en general, retroparties en el ocio, demakes en videojuegos o los retroclones en el rol. Muy bien, muy respetuosos y muy meritorios, pero yo he cambiado, los tiempos también y la industria de la que vienen. Nada puede ser igual ni devolverme a esos tiempos, por eso el viejales (yo) ante el reficio/retroclón se encuentra con guiños y virtudes de estilo pero no vive la mentira de volver a la adolescencia por que le den ahora algo que le remita a ella. No vivo del pasado y no confundo la calidad con la nostalgia de lo que entonces era nuevo y lo más, así que no me funciona, veo estas cosas sin alma y me parece que muchos pican en la trampa para que les vendan algo superado. No es lo que siento respecto a la peli, que sí es verdad que me deja algo frio aunque reconozco su valor y factura, pero si es lo que siento con los maratones de ''He-Man, la serie'' o los retroclones, pero tiene que haber de todo y la nostalgia debe ser una trampa gozosa si pudiera caer en ella no siendo un zorro viejo demasiado sabio y resentido.

Volviendo a estrictamente la peli, muy buena, muy respetuosa, bien llevada y una apuesta segura a pasar un rato de sangre y miedico bien hecha. Remakee o no remakee algo, esto no es nada habitual en los tiempos que corren con una peli que pasa por cines, así que no perdáis tiempo como he hecho yo y dadle ya una oportunidad. No te volverá loco, pero es que estas pelis no van de eso. El culto que generan algunas apenas depende de este tipo de pelis, en serio. Pasa el rato no esperando nada salvo eso y olvídala si quieres. Se hacen para eso, leyendas aparte.

Y Evil Dead: El musical, que ya estaba tardando en que saliera a colación...

*Mi educación infantil es una cosa muy curiosa, pero no es el tema de hoy. No les vacilo: la vi de vuelta del cole, antes de pasar a ciclo medio de EGB y habiendo de almuerzo croquetas con tomate. No tuve problema con ello, levaba ya mucho gore encima.

Bonus Track: un tema recurrente tras la peli ¿puede ser el personaje de Ash interpretado por una tipa? este ejercicio artístico con making off igual ilustra la cuestión 
Publicar un comentario en la entrada