03 octubre 2009

El follón este de los cómics bajo los medios...

Koña me insta a que trate un asunto que causa cierto resquemos en redes sociales como Facebook y en los correos cadena que se montan aficionados al cómic del ramo creativo, entre los que se encuentra él.

Teniendo en cuenta que aquel post sobre Marvel comprada por Disney fue su influencia decisiva para que lo escribiera, va a parecer por mi tono que todas las ideas que me da Koña me parecen mal y que las ejecuto a disgusto porque si fuesen buenas las habría tenido yo o no las habría descartado tácitamente. No os confundais, en realidad solo pienso eso de la mitad de sus ideas. En cambio, yo me callo el 75% de las mías porque llego a estimar que son malas.



No he hablado del asunto antes porque no creo que sea propio y porque tampoco me parece adecuado dar pábulo, cancha e importancia a estos asuntos.
Pongo el texto escaneado siendo consciente de que igual no se amplia bien y que no es legible, tampoco voy a hacer referencias directas ni dar nombres. Lo resumimos para el que no sepa el asunto en que un columnista muy ufanamente se sorprende de la atención (y la pasta) que se dedica a los cómics, dando ejemplos el buen hombre donde se descalifica a sí mismo mostrando su propio ignorancia del medio.

No es que no luche o no haya luchado por estas causas, el año que nació Vero, (una componente de nuestro club de rol), yo dirigía la celebración de mis segundas jornadas y me enfrentaba a los medios por como ponían de vuelta y media la serie Ranma 1/2, (que entonces era la gran novedad en la tele). Mi entrevista por un medio de Antena 3 (¿o fue Onda Cero?) pasó desapercibida en un programa matinal y no llegamos a nada mostrando otra opinión, y es que solo el que golpea primero y hace sangre parece que pueda prevalecer. Lo notamos esa época con el rol y con los videojuegos que supuestamente causaban psicopatía y epilepsia respectivamente.

Creo recordar que fue Carlos Canales quien decía en antena (programa La Rosa de los Vientos) que lo que más le preocupaba de ver vilipendiado un campo del saber como la ufología y lo paranormal no era precisamente la ignorancia sobre estos asuntos que se mostraba al hacerlo, sino que al ser él conocedor de ambos campos, temía cuantas burradas oiría o leería diariamente que le parecerían plausibles precisamente porque no era un conocedor del tema, y no podemos ser conocedores de todo.

Por estas anécdotas, lo primero que quiero que tengais claro es que ni podemos evitar estas cosas ni debemos creer en los medios mayoritarios (ni en los minoritarios o alternativos, contrastad siempre todo u os la meterán doblada).

En cuanto al caso que nos ocupa, creo que eso de escandalizarnos es una chorrada y que no hacemos nada criando odio repartiéndonos el escaneo este o haciendo famoso el texto del interfecto. Siempre tenemos la mala (e inútil) costumbre de predicar entre conversos. Que me cuentes en un correo el valor artístico del cómic solo me sirve para ver tu capacidad de argumentación y de exposición de referentes. Seguiré pensando que los medios dicen muchas tonterias que cree (a mi pesar) demasiada gente, y mi casero seguirá opinando que el cómic es respetable y mueve pasta; despúes de todo, le pago con dinero sacado de su venta.

A lo mejor algunos somos muy jóvenes o hemos olvidado muy pronto esa mitad de los 90 donde se cagaban en nosotros y en nuestras aficiones extrañas, cuando el panadero de la Fuensanta nos amenazaba con denunciarnos por jugar al rol, cuando tenía gracia que en una casa okupa montara la ARV (Asociación de Roleros Violentos) y no nos echaran de allí los punkis porque nos tenían cierto miedo. Ahora somos todos más viejunos y nuestras aficiones mueven más pasta (salvo quizás la del rol), por lo que hay más mercado y nadie toca negocios lucrativos a la primera de cambio. Al anime también le han dejado tranquilo: la emisión de Naruto en canales de pago es una manera de crear abonados.

Lo que tenemos que hacer es seguir practicando nuestras veleidades artísticas, practicar nuestra afición y seguir montando eventos donde la compartimos con nuestra gente y los curiosos que podamos convocar.

¿Quereis movilizaros? ¿Darle importancia ahora que no se acuerda nadie salvo nosotros de esa columna buscando el derecho a réplica? Vale. Es loable. Mandad vosotros columnas al medio defendiéndoos, cartas abiertas firmadas por colectivos y asociaciones, mandad muchas, muchas cartas al director para que se den cuenta que ha sido un error. Si enfatizais que currais en el gremio creativo y que no vais a consultar más el medio igual tiene más efecto y todo.
Pero caballeros, lo máximo a lo que podeis aspirar es que el director o el redactor jefe le de un tirón de orejas al intefecto con un oye, no digas estas cosas que la lías y me llenan la mesa de mierda. No lo van a despedir, no va a acabar en ridículo, la gente no dejara de creer en el medio ni nada de eso.

Primero, porque la realidad son los medios. Si sale en la tele o la prensa, no solo es Verdad, es Importante. Lo segundo, y no menos vital de recordar, es que nadie puede ser vejado, castigado o perjudicado por decir su opinión, eso forma parte de una cosa aspirable y confusa llamada democracia. Lamentablemente, también vale esto para opiniones nada formadas y los rebuznos fuera de toda duda. El único cortapisas es que no se ofenda a nadie con ello, y eso es algo indefinido que debe decidir un juez y en el que influye la posición del ofendido.

Colega, si ahora te vas a impresionar porque por alusiones o por formar parte de un grupo minoritario eres llamado publicamente raro, peligroso, pervertido, infantil o terrorista (recuerda que los que usan Emule son terroristas destructores de la música y puestos de trabajo según algunos medios); pues entonces me parece que estás poco antento a lo que sucede a tu alrededor, tienes la edad de la mentada Vero (a la espera de en unos meses poder pedirse una copa en un local) o eres muy, muy ingenuo.

Yo tengo mucho trabajo. Demasiado. Entre otras cosas, llevo este blog para que esteís al día respecto a que movemos en la Kaufman y me lio en creaciones roleras. No estoy para estas guerras. No es tanto por viejo como por cansado y conocedor de sus (parcos) resultados. Me parece que unos medios alternativos que dominamos nosotros, los conversos, deberían dedicarse a otros temas colgando cosas como esta:



Esto es un trabajo de Alex Koña para un módulo de rol publicado en Fanzine Rolero, (que llevo yo con mis alegres apandadores). No es algo que seguramente os sorprenda, ya que avisamos de estas cosillas por aquí y reboto esta noticia en otros medios como foros o blogs, pero nunca está de más hablar de un buen trabajo ajeno. Koña dibuja cómics desde siempre, pero actualmente no hay publicación de historietas profesional donde pueda lucirse, así que trabaja conmigo en rolerismos. De tanto currar y hacerlo bien, Pelgrane Press, editora inglesa del juego para el que sirve nuestro módulo no-oficial, se ha interesado por su arte y va a publicar en su revista electrónica gratuita algún trabajo inédito suyo hecho para la ocasión.

Sí, un artista quintacolumnista encabronao que curra por hobby porque no hay remuneración ha saltado de los medios fanzineros y digitales a medios oficiales aunque digitales en el extranjero. Ha sido solo por pocas razones, el rodearse de gente capaz de no menos talento, (como Tirano, escritor del módulo), y hacerlo bien y con cierta (y mejorable) constancia. Otras razones ha sido lo accesible del señor Simon Rogers o algún irremplazable amigo en común para que llegue hasta él su trabajo. Pero se va abriendo camino poco a poco.

A esto deberíamos dedicarnos los que nos va eso de ser activos y creativos en nuestras aficiones. A repartir información entre nosotros, el seducir a curiosos, en compartir trabajos, ayudarnos y buscarnos un hueco para poder hacer lo que nos gusta. Ser el rebote de discursos de verguenza ajena de ignorantes que siempre hay me da más que pereza y me estorba para trabajar haciendo precisamente lo que expongo antes. Cuando me encuentro con opiniones en los medios como las que han justificado este post, no puedo evitar recordar a Krishnamurti cuando decía:

No pierdas el tiempo con aquellos que no te respetan

Publicar un comentario en la entrada