14 abril 2012

A sazón de terminalogía en Paranoia

Actualización no ya al post anterior, sino a dilemas suscitados por ello. No me mandéis mas mails para prevenirme discretamente del asunto (no como es el decirlo al Facebook, pero gracias también :). Ya estoy al tanto de que la página del promotor Daniel Menelendez del proyecto de traducción tiene el nombre del manual de Paranoia equivocado en su penúltima mención. Bueno, concretamente, con el nombre anterior sin ser el de la adaptación que conocimos en España, con Localizadores en vez de nuestro más natural y adaptado, Esclarecedores. Tranquilos, yo no tengo acceso a esa página para arreglarlo y ya está avisado, que yo fui el que dijo de usar la nomenclatura Joc, como para que no aparezca finalmente en el libro, tranquilos. No os preocupéis. Flecos de haber salido hoy con prisas en vez del lunes.

Estas cosas, cuando mis atenciones para con el texto que se lee allí es indicar que mencionar o como escalar las colaboraciones, (no lo he redactado yo) son las que me toca encontrar en los borradores de traducciones en primer pase y dándoles un par de vueltas con el traductor principal es como si no me gano la vida, si lleno en parte el frigo de vez en cuando. Se hará un buen trabajo, y oye, si no pasarán estos despistes en los textos por más atento y ducho que sea un traductor, no haría falta mi trabajo, mirad el lado bueno de esta anécdota.
Es sábado por la tarde, y solo un enfermo como yo deja un guateque friki en casa para al comprobar como va la cosa, se entera de esto que ocurre esto y puede estar al quite para dar una explicación. He dado parte a quien compete y seguro que en unas cuantas horas está arreglado a pesar de ser sábado. Gracias por rularle el aviso al martillo de erratas que me toca ser :)

Y sigo con la reunión que me han dejado sin palomitas estos, me temo.

Publicar un comentario