14 abril 2010

Tribulaciones en viajes temporales jugando a Ko E Nah...

...O Un post para ubicarse en lo que quiero contar que de puro extenso ha acabado teniendo que salir por separado.


Como bien tuvieron que aprender mis jugadores, trastear con una máquina del tiempo sin saber que lo era daba ciertas sorpresas. Querían ir a un lugar porque habían quedado a una hora determinada, tuvieron un traspies con la moto (la máquina) en el trayecto y uso supuestamente normal, (un derrape) y acabaron en el lugar adecuado y la hora adecuada... pero en 1995.


El fetiche mágico de poder desconocido que les puso en bandeja el no menos misterioso Gorgo (para combatir al ser denominado Emperador Androide) les hizo ir dando tumbos, se separaron de un PNJ con el que iban y toparon con una ucronía donde no murió su amigo enloquecido por el tirano ocultista del porno sueco (Klimacs), sino que eso le pasó a Brad Pitt (y tenía sentido, apareció una vez en la trama casualmente), en lo que los jugadores llamaron Homoverso. Allí tuvieron que vérselas con su versión malvada vendida al enemigo, vestidos de vinilo y con sus mercenarios mancebos.
Todo este cirio porque precisamente La Ciudad viviente, Ko E Nah, estimó en este universo paralelo que lo mejor para controlar la población era hacer a todo el mundo gay. Perdida su máquina del tiempo-moto de cross, huyeron con la versión de ésta de la ucronia, (con forma de Buggy beachcomber) y la versión femenina del PNJ perdido, solo para parar a una piscina en medio de una orgía en 1946, donde el abuelo de Anton Szandor Lavey, (que inventó la Iglesia de Satán antes que su nieto), les dijo que había conocido en la Segunda Guerra Mundial a su perdido PNJ en su versión masculina original, (el cual le enseñó lo del culto) y que les había dejado instrucciones en una carta que aún atesoraba porque sabía que ellos aparecerían allí en ese mismo momento, él se lo contó porque se encontrarían en el futuro con su amigo y lo sabría donde aparecieron.

Tuvieron oportunidad Tirano y Koña de conocer los orígenes físicos (al menos de esa encarnación) de El Emperador Androide, no antes sin perderse en una Inglaterra aún desarticulada para meterse en una aventura improvisa que denominaron estilo scooby doo pero con nazis en vez de monstruos (son unos cabrones), y desaprovechando las pistas sobre dharma-ecuaciones. Una copia secreta del ENIAC se desarrollaba con exiliados nazis al modo de la operación Paperclip, pero ésta cobró vida gracias a las ecuaciones esotericas y la eurritmia nazi, que de ahí venía lo de ser confundidos con ritualistas a cargo de la corona británica y que les obligarán a ponerse un tutú rosa.

Mis atribulados PJs, se culpaban de haber creado al propio Emperador haciendo viajar (sin querer) en el tiempo a un ERC 403, un tipo de router viviente, asesino, con software de conexión a Internet y anima de cariño, hacia finales de los 60 (conseguido y perdido cuando trabajaron para la compañía Voivodaphone, sede del Emperador) en una paradoja estilo Terminator 2, pero no era tan sencillo como eso. Los nazis, con eso de bailar de forma sincronizada para el esoterismo, (igual que ocurría en las oficinas de la Voivodaphone), habían tenido lo suyo que ver. Y es que si llego a conseguir meter dinosaurios, consigo la campaña perfecta (porque ninjas si hubo).. y Mr. T. pero eso es otra historia...

Al final, y estoy resumiendo mucho, acabaron en los 60, donde estaba en un sucio motel su aliado (el original) bastante perjudicado por el estrés. Habían estado siendo parte del juego de la moto, que no era un fetiche, sino una aberración (un ente como el propio Emperador Androide) y su plan era despistarlos con los acercamientos a los grandes momentos familiares de la historia del Emperador, (archienemigo de la campaña) para cumplir su verdadero plan, ir localizando a versiones alternativas de sí misma para engullirse y fusionarse con ellas fagocitándolas y conseguir ser un idem más poderoso. Tras devorar a la versión de sí misma que llevaban los PJ, usó de nuevo a su aliado Giger manifestándose a través de su boca con el cierre del trato: si dejaban el condensador de fluzo, (que es como Koña llamaba a un extraño objeto que servía para máquinas del tiempo) en una tienda de empeños para que lo descubrieran ellos mismos en su pasado durante 2008 (cosa ya jugada de la campaña meses atrás) y así pasará en el futuro lo que ya había pasado, que el ERC 403 viajara a ese mismo momento en los 60.

Con este arco argumental, solo una parte de la mecampaña, acababa la primera temporada en la que se dividía ésta. Dentro a su vez, las sesiones que solían cubrir un viaje temporal, tenían arcos en su interior. Unos se desarrollaban, otros no. De hecho, mi intención nunca fue que cobrase el protagonismo el Emperador Androide, que solo era una referencia-leyenda urbana del estilo cuando NO te tocas mirando jpgs en Internet el Emperador Androide mata un gatito. ¿Casi dos años improvisando? Bueno, mal no quedó del todo.

Sin embargo, recuerdo especialmente aquel paso por 1995. Había hecho mis tareas y había trabajado el arco que daría pie a ese viaje como para ser casi una minicampaña si se dejaban llevar, aunque huyeron de aquel tiempo despavoridos cuando pinché un tema de Nawja jean dirigiendo la partida. El PJ de Tirano atravesó el escaparate de una cafetería y todo, todo esto es otra historia; pero es que pasan cosas muy raras jugando a Ko E Nah que ya llegaré a explicar.

Pero antes de eso, continuaré este post escrito para ubicarles hablando de esa sesión en la que tuve que hacer de Kurt Cobain. Más bizarrías en mis partidas jugando con estos dos elementos y espero que alguna lección rolera respecto al arte de transfigurarse haciendo de PNJ histórico tras documentarse.

¿Que demonios es Ko E Nah? Bueno, quizás os oriente este enlace.


Y tendré que contar el intento de homicidio del PJ de Koña lanzando un jamón por un balcón y que demonios significan las imágenes de este post.... verás tu. No se por qué me pongo a intentar contar nada :)

Demonios, debería novelizar la campaña y que la publicara por entregas Trasgotauro o Paco Agenjo en papel... lo que he soltado y solo quería dedicar un párrafo a explicar por qué se viajaba en el tiempo.
Publicar un comentario en la entrada