02 diciembre 2009

En defensa de los derechos fundamentales en Internet



 Actualización Gorda: Mr Red, administrador de GamesAjare explica mejor el asunto, ante al que algún parroquiano no sabía de que va de este post:

Seguramente ya os habreis enterado porque de esto se han hecho eco muchas webs: al parecer el gobierno está intentando colar de tapadillo en su Ley de Economía Sostenible unas modificaciones legislativas mediante las cuales se podrá cerrar una página web en virtud de la “salvaguarda de la propiedad intelectual frente a la piratería en internet”, la aplicación de esta medida no pasará por ningun organo judicial sino que será tomada por “Los órganos competentes”, es decir “La Comisión de Propiedad Intelectual dependiente del Ministerio de Cultura”. Como sabeís dicha comisión representa a todo el mundo implicado en el asunto, a saber: La SGAE, la Industria cultural y los Artistas del cobrar sin trabajar
. A, espera… creo que se han olvidado de alguíen… a, sí: de NOSOTROS, los ciudadanos. Es por ello que Games Ajare se une a una gran cantidad de webs

Fuente: GamesAjare (comentarios, continua abajo)


El siguiente copypaste es una circular de intención memética o viral, como veáis, pero que tiene mucho, mucho sentido. Ya sé que vais a pensar, pero como librero estoy tanto como puede estarse sin perder la razón (cosa que ocurre demasiado) contra la difusión  sin autorización de contenido bajo PI, pero sé bien como de imposible es conseguir determinados productos por las tiradas limitadas y la distribución. Como autor e, incluso, como FANeditor, apoyo los formatos CC y las licencias abiertas como una alternativa que, además, puede ser comercial (y rentable) si uno cambia el chip para adaptar su negocio a como ha cambiado el mundo en una década. Pero este texto no trata de nada de esto. Es un manifiesto, al que es cabal sumarse, para que se considere con mesura legal la red como para que los derechos que tenemos en otros ámbitos, rubricados por constitución y ley, se mantengan sin pisarse en modificaciones puntuales, leyes y medidas cautelares inducidas por la alarma social artificialmente creada por una minoría interesada.

Lo que llaman lucha contra la piratería (aunque no se roba nada físico, ni el botín aporta beneficios)  no solo supone medidas absurdas que te criminalizan (y no te exoneran aunque supongan que pagas ya por un delito que aún no has cometido) o te cuestan un dinero que va a pocas manos. Lo más grave del asunto es como puede materializarse en leyes contrarias a derechos fundamentales de la persona y en machacar el crecimiento y uso libre de lo que no es algo para raros ni un jueguete, sino un medio sólido y democrático de expresión alternativa: Internet.

Yo he vivido el que te suspendan sin orden ni aviso tu capacidad de expresión en la red hace unos años, y tenemos casos recientes como lo que ocurrió con El Jueves y Youtube. Abajo pongo links al interesado, ahora, vamos con el texto:

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:
  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red, en España ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.
Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Se ha publicado en multitud de sitios web. Si estás de acuerdo y quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.
También está disponible en inglés, catalán, gallego y asturiano.

Fuente: Microsiervos 


El caso Ramoncín-El Jueves

Noticia desenfadada del cierre dada por El Jueves
Noticia en El País de la reapertura del canal YouTube (gracias a la buena voluntad de Ramoncín según sus propias palabras, que no la ley)
David Bravo (Abogado) nos explica quienes son los abogados de Ramoncín y la legalidad de su gesta

Opina Mr Red:(continua lo de arriba)


Como veis el asunto es grave, porque independientemente de si descargar música o peliculas, o poner enlaces que faciliten esa actividad, es moral o inmoral, legal o ilegal, que es un debate en el que la sociedad en su conjunto debe tomar partido y no sólo ciertos sectores interesados económicamente, lo realmente grave es la exclusión del poder judicial en esta toma de decisiones. El poder corrompe, es un axioma, con esa certeza y para paliar sus efectos todas las democracias han instituido dentro de sí la separación de poderes. Es la forma menos mala que se nos ha ocurrido de protegernos de nosotros mismos. Eliminar el poder judicial de la ecuación es regresar a un estado de feudalismo totalitario, es romper las reglas del juego. Y es sentar un peligroso precedente, porque el poder tiene muchisimo miedo a lo que no puede controlar, e internet es algo que hasta ahora no podía controlar. Lo cierto es que nuestra democracia se ha convertido en sistema bipartidista basado en el control de la opinión pública gracias a los medios de comunicación. El auge de internet como medio alternativo, abierto, descentralizado e incontrolable siempre se ha visto como un peligro potencial por parte de los que mandan. Y los que no nos conformamos con la información predigerida que se nos sirve desde los despacho, los que buscamos otra forma de entender la realidad que nos rodea, y que a su vez somos testigos, participantes y difusores de la misma, hoy hemos recibido el primer ataque serio a nuestra nueva forma de vida, pues nos quieren quitar nuestros derechos, no a descargarnos música o peliculas o juegos, sino a algo mucho más serio: a defendernos de nuestros acusadores. Primero serán las webs de descargas, luego las de las opiniones antipatrioticas, luego las que expresen descontento. Vuelve la caza de comunistas, vuelve la inquisición. ¿Nos quedaremos sentados tras nuestras pantallas? Quiero pensar que los ajarianos no.


Publicar un comentario