29 octubre 2013

Rammbock/Siege of the Dead: Poco nuevo, todo bueno

La verdad es que de zombies vamos bien servidos en estos tiempos, se podían echar de menos en los 90, obligados a rebuscabar legados del pasado de videoclub, pero tras los rigores su moda desde principios de siglo, tenemos zombies hasta en la sopa y unos son más llevaderos que otros. Algunas pelis son verdaderamente una estúpidas, caso de esta otra que reseñaba por aquí. Pero a veces te dan alguna sorpresa agradable, y este ha sido uno de estos casos. Como quién se encuentra un euro cuando va a atarse los zapatos (no cambia tu vida, pero no lo esperabas y a nadie le va a amargar).

Caratula absolutamente engañosa, 
aunque a Romero no le parecería mal del todo la peli.

Rammbock (que en créditos aparece como Siege of the Dead y eso me ha tenido despistado) es una peli más de las que acumulas de género, de las que pones criar polvo porque te da pereza ponerte con algo subtitulado y de las que cuando lo haces ya ni te acuerdas cuando llegó a tus manos ni que te hizo hacerte con ella aparte del puro vicio de echarles un vistazo por más harto que esté uno de zombos, me pasa lo mismo con los reglamentos de rol genéricos, no puedo evitarlo. Yo estaba en que era una cosa yankie de alguna (sub)productora de cutradas directamente a video, pero no, es una peli alemana de 2010 con una hora (!) de duración. Insólito cuanto menos, y ni la habría visto si no fuera porque quería hacer espacio y tomarme mi ramen con tranquilidad.

La cosa va tal que así, el prota es un tipo ramplón tirando a calvo y feo totalmente desconocido como el resto del reparto, lo que ayuda en una peli de zombos, desastres y espías a no saber quien es prota, malo o durará dos minutos cuando las cosas se ponen feas. El caso es que viaja a Berlín y nos enteramos por la conversación de con quien le ha llevado en coche que va a usar el típico truco de devolverle las llaves a la ex para poder verla una vez más y anda nerviosito. Va a estar retratado de pringado gran parte del metraje hasta que el pobre espabile un poco.

El prota y el chico, muestra del ambiente de la peli frente a la caratula

¿Recuerdan Shaun of the Dead/Zombies Party? Pues aquí igual, le va a pillar a uno el apocalipsis zombo sin que se entere embargado en sus problemas sentimentales. Sube al piso, se escuchan gemidos ...empiezo a pensar que cruelmente se va a topar con su ex echando un polvo y que por eso hay un disfraz de oso de peluche (?), pero no; hay un señor arreglando el radiador o eso parece, están de obras y no sabe nada de Gabi, la novia/mujer (tampoco se aclara) en cuestión. Pero atentos, que de pronto se convierte el curri en un zombie de los que corren en Rec, 28 Días y similares, y se salva porque llega el ¿aprendiz? de las obras, pudiendo reducirlo aunque pierde el móvil.

Atrapados en la casa, no sea que les ataque el operario, ven a un antimanifestantes y unos cuantos ciudadanos corriendo de aquí por alla por el patio de la comunidad, vemos que hay descontrol y que se muerde a la gente. La tele habla de una enfermedad contagiosa que vuelve a la gente violenta (estamos en otra de zombies no, de infectados) y, novedad, cuenta que si han estado expuestos a fluidos tomen sedantes porque se activa el asunto con la adrenalina. Los vecinos pueden verse desde los balcones y ventanas unos a otros, pero no pueden ni levantar la voz, ni salir de sus casas que los infectados entran al patio desde la calle y se avalanzan contra la puerta del piso desde el que les llegue ruido. Es un recurso estupendo para ahorrar presupuesto. Esa gente de la serie de The Walking Dead tuvo que poner un tanque y todo, aquí nos apañamos con 5 tipos que pueden entrar al patio o no, y van poco o nada maquillados. Con cuatro duros y no muchos más minutos de metraje ya tenemos el asedio montado y desplegado el set para desarrollar la historia de supervivencia que toca.

La película no pasará a la historia ni es especialmente destacable, pero es estupendamente sólida y capaz. Si me tocara hacer algo tan rocambolesco como impartar un taller sobre el subgénero zombo, sería está desconocida peli la que les pondría a analizar como trabajo de clase. Por ejemplo, es tan corta porque no sobra absolutamente nada. No tenemos ni idea si andaba casado con la mujer que busca o no, ni en que trabajaba nadie de la comunidad salvo el chaval ayudaba al del radiador. No hay pasajes ni información que sobren y va a lo que va. Se da un paseo ejemplar por los rudimentos de superar fases/problemas de supervivencia (querer recuperar el móvil porque igual quien llama es su parienta o el aislar mas el lugar) y tenemos todos los elementos propios de una buena historia de este tipo bien usado (hambre, desconfianza, traición, negación...). Aunque ya tenemos unas cuantas pelis de zombos correctas así y lo que pide el cuerpo es que te cuenten como evolucionan los supervivientes (algo que supera las posibilidades del formato y duración de una peli), esta peli sin espectacularidad ni grandes novedades en la fórmula se deja ver muy bien y engancha sin soltarte todo su recorrido.

No puedo contar más para no hacerle perder la gracia, pero tenemos alguna novedad en cuanto a los zombos que da cierto juego y aunque no tenemos la impresión de ver algo acelerado, la película va a toda prisa no dando oportunidad de aburrirse o que baje el ritmo, tal como hubiera pasado si se pone en la hora y media habitual.

Además de estas salir bien en su subgénero (aunque insisto, sin ser nada del otro mundo, da un buen recuerdo, pero sin entusiasmar), tiene un par de alicientes más, el entorno no es el habitual yankie ni habrá sus despliegues ni glamour. Estará siempre nublado con interiores cutres y portones feos. Eso no deja de transmitirnos una sensación mayor de verismo siéndonos más cercano o, al menos, ser un interesante cambio en cuanto escenario.
Otro detalle interesante son precisamente... sus pequeños detalles interesantes dentro de una estructura vista (aunque funcional y bien llevada), lo que pasa con la cubertería, el conejo de mascota, el traje de oso de peluche... y nada de humor.

Perfecta para pasar un rato quedando con buen sabor de boca. Muy cumplidora y con buen final (al menos como cierre en sí). A lo mejor no hay que intentar buscar tanto el cambiar la fórmula sino aplicarla eficazmente.

Hace tiempo que encontré lo que me llevaba al Cine de género allá por julio aunque voy publicando material redactado en el mes pasado y el anterior a éste, mezclando con cosas de actualidad escritas ad hoc (ya estoy otra vez trabajando en rol no comercial, por cierto) a ver si pongo el blog al día.
Publicar un comentario en la entrada