05 noviembre 2011

Temáticas del blog a intensificarse

Son malos tiempos y no solo para la lírica. Los autónomos no tenemos derecho a paro (dicen que sí, pero no, eso solo fue una medida electoralista que fue ofrecernos un seguro de desempleo cobrado) y eso hace que te metas más vidilla para conseguir algo. Han cerrado el Urende y un montón de candidatos con más PX que yo pululan codiciando las plazas de un Leroy Merlin que quieren montar por aquí, y es que en una especie de ficha de PJ que te monta lo que antes era el INEM solo tengo dos habilidades escogidas, dependiente y mozo de almacén, que es como se reduce mi conversión de librero friki al mundo real.

Demonios, veremos que tal si les apetece testarme. No será tan raro hablar bien vestido de las bondades de distintas motosierras (puedo tomarme con humor un revés del destino así y sé atender al público) y no sería el primer dependiente de gran superficie con una rica, secreta y extraña vida secreta. Está Ash, sección electrodomésticos y el de ocio y tiempo libre (pesca) que pinta cómics con la minga (literalmente hablando) casi diría que sería forma de seguir una tradición, ya perdí mi oportunidad con Mercadona ante gente con dos carreras que lo disimulaban bien.

[Tengo la impresión de que el día a día de ese curro a ver si sale no va a ser así... pero molaría]

Ahora bien, retomemos situación. Andas ocupado en buscar tu sustento sus ratos, mareado por tu amante (otra manera de ocupar el tiempo, pero nada barata) y tienes más tiempo libre con esos dos factores que te hacen necesitar evadirte y no comerte la olla.

¿Qué puede hacer un friki sin pasta cuya una de sus bases alimenticias es el ramen? (el de sobre, que el de cubeta es ya para las situaciones especiales que es más caro)

Pues mucho, la verdad.

Dirán ustedes que eso es gracias al rol. Bueno, sigue siendo un entretenimiento barato y cuando miras con ganas futuras novedades que nos vas a poder comprarte ni de coña, (como el nuevo Llamada de Cthulhu) pues te da por consolarte con que ya se puede escribir uno sus juegos llevando haciéndolo unos años. (Demonios, dicho así suena a masturbarse porque no te hacen caso las tías, pero no nos escandalicemos)

Bueno, también es cierto que tampoco me permitía quedarme manuales que me interesaran cuando tenía un negocio y me salían más baratos que al resto de los mortales. Además, ya ha sido desde hace muchos años más complicado montarse una partida que conseguir pasta para los materiales.

En realidad, se pueden hacer muchas más cosas que las que uno puede imaginar, gracias a la red. Pero no solamente a esos links que persigue la ley Sinde. Hay mucho activismo y creación independiente por ahí, más cosas que en rol y más gente que Arcano XIII.

El caso es que les voy a ir contando que puede hacer un friki sin pasta y sin usar descargas con problemas de legalidad. También el contarlo, enseñarlo y hacer reportes es otra buena manera de ocupar el tiempo y hablar desenfadadamente sin hacer de editor, RR.PP. ni gaitas y tomando temas de mi interés que llevo largo tiempo postergando.

En fin, saldrán esos asuntos por aquí a la medida de todos los demás. No se extrañen si se me queda alguna palabra clave de las de antes un poco abandonada. Mi vida ha cambiado mucho. Solo quería comentarles eso.

(ah, y que sigo recaudando vuestra pasta, paciencia para los afectados, ahorro con el ramen y otras cosas, algo es algo)
Publicar un comentario