05 marzo 2012

He-Man me pone a pesar de cumplir años (y encima, es un post de rol)

Me ha llegado el chivatazo de que el pasado mes de febrero He-Man y los Mastérs del Universo (no, no es una banda musical gafapasta post-plan Bolonia) cumple 30 añazos.
Es complicado explicar este fenómeno a la generación friki formada en la FK. Las figuras andan desaparecidas en el tiempo, (y el nuevo concepto de figura de acción que encabezó G.I.Joe se los comió con patatas), la serie se dejo ver por Antena 3 a una generación posterior, pero aún anterior a la de la FK, y si reponen esto por algún lado, (no lo sé, no uso televisores y si tengo alguno un tiempo no uso la antena o como llamen ahora a lo digital nuevo) los dibujicos de Filmation deben dar más que risa a los cánones actuales... si es que no se le ve un encanto kitsch e incluso camp.


Bueno, este es el interfecto. El nombre es intraducible, Él, el Hombre podría valernos. No anduvo mucho tiempo siendo el único humano, si el nombre era por eso; ya que no puedo asegurar si ya no fue en el primera serie de figuras, pero ya en la segunda tenía compañera femenina y una mala a juego, mientras que ya incluso sus aliados eran humanoides o señores con la piel de colores (¿mallas?). Como puede apreciarse, la figura, mucho más grande de lo que andamos acostumbrados, pero más pequeña que los Geyper Man y sus sosias norteamericanos, el concepto de figura de acción se andaba definiendo. Mantenerlo de pie era heroico, gomas asían las piernas y se picaban más que las de los GI.Joe y la cabeza era de goma y objetivo de hermanos pequeños. Se reciclaban moldes (todos tenían el mismo taparrabos y repetían brazos, por ejemplo) y era muy primochentero. La foto es de uno de la primera serie. El mismo que tuve. A indicar que venía con hacha, (que se olvidó en posteriores entregas, igual que el escudo fue desapareciendo) y a pesar de la pinta de bárbaro, vivía en un entorno fantástico y tecnológico de ciencia ficción, en esa mezcla de géneros que hoy relacionamos con el pulp. Mi ejemplar de esta figura perdió el hacha el mismo día y acabó pintada su cabeza de negro boli para poder hacer de Conan ocasional y secundario caído en desgracia cuando tenía ya uno más nuevo.

La serie de animación los hicieron extremadamente populares y al tiempo aportó cierta retroalimentación, ya que como apenas dieron unas líneas generales lo que tendría que ser el plot, los animadores crearon distintos secundarios y definieron su universo, terminando Mattel, fabricante del juguete, teniendo que unirlos a la línea ya a mediados de los 80, donde fue perdiendo paulatinamente su carácter bárbaro. Más tarde tuvo más encarnaciones en relanzamientos de la línea de figuras e incluso pudimos ver una adaptación al Cine por la productora zeta Cannon, que andaba intentando ser una productora tipo A. Les dejo más datos sobre su historia. y aquí las distintas colecciones de figuras con fotos.

Como curiosidad, os comento que mi generación solamente llegó a conocer la serie en su momento de disfrutarla gracias a las ediciones en cinta para videoclub que incluían dos episodios. Llegaron a aparecer unas 30 entregas. La TVE de entonces, el único canal, con un vertedero para reposiciones, emisiones autonómicas y el deporte, que aún ni se llamaba La 2, no llegó a emitirla ni se nos sirvió dibujos animados relacionados con marcas de jueguetes. Cuenta José Viruete que fue cosa de un criterio político de los tiempos de Pilar Miró, frustrando los socialistas los intereses de corporaciones extranjeras capitalistas. Puede ser, porque eso de no ver animación de muñecos era ecuménico y luego Tele 5 y Antena 3 los trajeron todos de golpe. Al final vendieron menos los jugueteros (que trajeron menos mercancía), pero nos hicimos una generación de consumidores de videoclub, que tuvimos carné de socio jovencísimos para que los memos de nuestros padres no nos trajeran las cintas repetidas con las de la semana pasada y en los 90 tuvimos los videojuegos allí mismo para terminar de ser fagocitadores masivos de entretenimiento pop a saco.

Y hablando de pop y entretenimiento, es normal que mi generación y alguna más haya quedado indeleblemente marcada por estos barbaros tecnológicos (el diseño de producción entonces molaba), si te iba el exploitation de Conan y el Star Wars, ambos endémicos en el videoclub donde te aprovisionabas, podías tener las dos cosas en uno. Faltaban nazis y tetas, pero aún no los sabíamos apreciar y ya nos daba dinosaurios en el pack.

Pero si en estos lares la TVE les hacía de lado como a Transformers y otros, en yankilandia también tenían sus reparos. Condicionar a los niños para comprar juguetes viéndolos correr aventuras no estaba mal visto (y nos ha dado de las más delirantes propuestas televisivas) pero eso de darse espadazos, hachazos y dispararse, no rea así. Por eso todos eran unos lilas en las serios y lo hacían para disuadir o desarmarse, y todo eran rayitos en vez de plomo, hasta con los M16 de los G.I.Joe...
Los padres de América, movilizados en distintas agrupaciones (leáse, grupos de presión) no pudieron impedir la crisis económica, los trapicheos de la era Reagan o que casi les ponga este misiles nucleares en el espacio sobre sus cabezas. Pero sí pudieron hacer que tuvieran que cortarse el rollo con dilemas morales en la serie animada de Dungeons & Dragons (para enseñar el buen camino se hablaba del malo en El Cementerio de Dragones, uno de los episodios animados que me calaron más hondo de mi vida, pero de bueno, perturbador y maduro) y posteriormente seguir dando por saco hasta que Marvel dejó de trabajar con TSR porque para el dinero que daba (no tenía muñecos), dejando a Gary Gigax con un disgusto mayúsculo y a tiempo para ver como le vendían la empresa habiendo caído en horas bajas (¿ven como al final hablábamos de rol?)

Y es que, para curarse en salud, tocaba en las series dedicadas a la juventud tener guiones edificantes que enseñaran a ser mejor persona aunque te llevaran por otro lado a ser mejor consumidor y, porque eso de ser pedagógico e insuflar valores, supone tomar al educando por poco menos que subnormal, aburrir dándoselo terriblemente maniqueo y mascado.

El colmo era el rollo que se traía la serie de He-Man. Al acabar el episodio, los protas rompían la cuarta pared hablando directamente a los espectadores y le explicaban que había pasado, por qué estaba mal (con flashbacks del episodio y ahorrando en metraje) y que deberían hacer en situaciones similares (con nuevas imágenes recicladas sin el guión daba pie). Moraleja inequívoca como las explicaciones finales tras los cuentos que le contaba Patronio al Conde Lucanor; por si se le escapaba a alguien y luego, ea, a despedirse e ir a comprar los muñecos, pero que conste te estamos educando mientras tus padres te dejan solo con la tele por andar demasiado ocupados currando.

Algunos mensajes eran muy rebuscados y cogidos por los pelos. Otros, como las advertencias sobre la droga, el alcoholismo o el abuso infantil eran muy peliagudos y no menos rebuscado como lo metes en la trama sin asustar a los padres que quieres contentar. Como no, eso también tenido lo suyo de calado porque ya con 8 o 9 años calábamos demasiado al ario este cuando nos daba el sermón.

Y todo esto, también ha terminado calando pero para dar de cultivo pop a diversas coñas y recreaciones por la red de esos niños ya más creciditos, como muestra les vamos a recomendar el siguiente video. Me extrañaría que lo descubrieran ahora, porque me consta que si buscan en Google heman+tocamientos es de lo primerito que sale, cachis:


 Del autor del célebre video (al menos en esta santa casa) del Retrotalibán que ya tardan en ver, y ese pedazo de postmodernez genial que es Destroy the Humanoid. Señas en el link. No podrán ver los videojuegos ya de la misma manera, en serio. Aseguramos que el audio y el video ha sido montado en uno de los arrebatos artísticos del nocillo, amigo de la casa, pero no manipulado, al haber sido los de FK en su tiempo cobayos, (ejem, público de la premiere, se dice).

Y lo chocante y perturbador del cierre de la acción con las moralejas no es lo único que ha quedado a su público según ha ido haciéndose mayor y desarrollando veleidades artísticas teniendo mucho tiempo con acceso a Internet.
Por complicar las sencillas bases de la serie, He-Man era un alter ego místico, como el Capitan Marvel venido por objeto y frases mágicas. Ver a un señor musculoso con pinta aria aparecer tras una explosión de rayos gritando ¡¡¡YOOOO TENGOOOO EL POOOODEEEEER!! no deja vírgenes las mentes de los infantes. Escuchénlo en versión original, y posiblemente tengan el sentido de la existencia de la banda musical Manowar y la mitad de su iconografía.

Pero quien poseía los superpoderes transformistas de Greyskull era el príncipe Adam, el cual disimulaba de forma inverosímil como Clark kent, porque se tapaba más el cuerpo que se le salía de las mayas (sí, mayas como Errol Flynn) y en vez de usar gafas, su tapadera es que He-Man andaba más moreno y desnudo por ahí. El rosa de su atuendo no ayudaba al que fue uno de los muñecos más cutres de la última etapa, (bueno, el de la madre de He-Man tampoco fue un blockbuster, pero hicieron moldes para él en vez de reciclar pintando mallas y rosa) y entre cachondeos como con sus mensajes morales, ha dado pie a distintas obras de arte de cultura heterodoxa, que es como llamo yo a este feedback pop:


 Señores, Yahoo Respuestas, nido de HOYGAN como lugar masivo y representativo de la realidad llena de víctimas educativas que no saben buscar en la red, nos ofrece esta perla sobre las posibilidades homoconversoras de He-Man. Al final va a ser un clamor, caramba.

Yo es que no sé que le ven de raro a He-Man, al que pueden ver en esplendor bailable en este otro video.


No hay que sorprenderse tampoco, pero lo perturbador es que viéndolo he pensado en Rick Astley, A-Ha y otros videoclips que al final hace que se le pegue a uno la música cuando tiene corta edad (los socialistas de entonces no estaban contra las discográficas y el SGAE tampoco, solo contra las jugueteras). He-Man de este palo me resulta... familiar a lo que se oía y veía en mi infancia relacionado con la música. No es que los Beastie Boys o Public Enemy rellenaran espacio televisivo precisamente.
En cuanto al potencial homoerótico de He-Man o su posible revisionismo como una especie de Ópera Pulp dirigida artísticamente por Tom de Finlandia (si no lo conocen, aún están a salvo) tenemos otro video del autor del anterior. Aunque les advierto que no posee la denuncia social, el mensaje o la elegancia de la reconstrucción pro-gayer de la serie B de ciencia ficción y de terror que supone Rocky Horror Show avisados de esto están y tienen muchas más revisiones suyas en su cuenta del TuTubo

El Tipo de la Brocha, que es de donde me viene el chivatazo del aniversario, también hace sus pinitos en este campo creativo del amor friki. Que menos que ser agradecido y poner voluntad en derivarle visitas. El link lleva a una fotonovela sarcástica montada con poco medios y una (hermosa) colección envidiable de una edición posterior a la línea original, más trabajada y con mejores capacidad actorales gracias a su mayor dotación en articulaciones (y el poder mantenerse de píe fácilmente, eso también). Echénle un vistazo.


Como no, He-Man no está exento de rolerismos y no se nos iban a escapar (además dije que a pesar de todo esto era un post de rol de alguna manera). Aludiendo tácitamente al derecho de cita o lo de adaptar que no lo hacen empresas dañando el copyright de nadie, tuvimos (y tenemos) un He-Man D20, (NoSoloD20 más concretamente) en el blog de la editorial y supongo que a la espera de recogerse en PDF o cual post en el nuevo blog dedicado al sistema.

Post I: Introducción
Post II: Personajes
Post III: Personajes
Post IV: Personajes
Post V: Módulo!

Creado por Pedro J. Ramos, autor destacado de rol de la editorial NSR (tíos, no doy más señas ni link que si no va a parecer que le hago de menos con lo conocido que es), ya me veo a los quejicas viniendo que como juego de rol es parco y demás. Oigan, es un parche para jimanizar usando el manual de NSD20 OGL y baratico en PDF si Mattel soltará la franquicia y sacaran un juego de rol completo seguro que ustedes se iban a quejar igual y no lo iban a comprar, esto es gratis y si les parece poco accesible (NSD20 es un D20 más después de todo en cuanto compatibilidad e insisto en que el manual es barato), pues lo mismo que no se puede tener en PDF y toca copiar de la pantalla estadísticas o imprimir el post, (quejicas) tampoco van a tener que copiar mucho, es breve y esencialista.

Nos hemos dejado los tebeos de He-Man, hablar de la película de imagen real, pero del propio Lord Viru les traigo este enlace a podcast tratando la cassette del club He-Man, joya de los tiempos pre-Internet. Otra vez profundizaremos más en tal summun de no sabemos si mucha nostalgia, mucho camp o mucha caspa, pero una parte de nuestras vidas que quién no haya experimentado jamás podrá llegar a comprender y se tomará aún con más humor que nosotros.

Y ahora, sí, aunque tarde, ya hemos dejado constancia y retomamos temas habituales.
Publicar un comentario en la entrada