23 enero 2005

Magic es vuestro... y el mazo Smoked Warriors

La nueva ampliación de Magic, Traidores de Kamigawa está en camino, pero en estas fechas, fijaos como es uno, estoy más dado a la reflexión sobre lo que estamos haciendo en torno en este frikismo que tanto os gusta que ha dedicarme a pensar en como sacar tajada.
Traje sobres y preparé albumes para atender una demanda, la misma demanda por la que surgieron en estos lares los torneos, pero ahora estoy preocupado precisamente por como abrazamos esa demanda. Nadie nos exige montar un tipo 1, 2, extendido, ciclo o vintage. Los jugadores de Magic tienen acceso a todo un circuito de eventos y competiciones de alto nivel, pero nadie nos obliga seguirles el ritmo. El juego es de quien lo juega.
Mirad, hará unas semanas teníamos esto revolucionado porque el cómite de Wizkids dedicado a los eventos oficiales de Heroclix, (similar al DCI de Magic), retiraba una serie de figuras de los torneos oficiales, entre ellas Ultrón, Con Artist o Paramedic, por no hablar de la liada con Firelord, (una figura ciertamente descompensada). ¿Recordais como solucioné el asunto? Simplemente os recordé que tienen sus razones para hacerlo, pero que nuestros torneos no son oficiales y por ello no son premiados ni sancionados por los recursos y reglas de esta gente. Si no pagan, (darnos premios, meternos en ranking mundial... etc) no mandan y jugamos como nos apetezca.
En Magic arrancamos de una forma similar, esperabámos llenar un hueco en la ciudad, el del desatendido jugador casual, el principiante y aquel que cubre una parte de su tiempo libre (y de su bolsillo) limitada porque tiene otros hobbies. Por eso en los torneos que yo mismo convoqué se podía leer claramente en su publicidad: Pachanga Tournament. Juego sano, ajustado a limitaciones en cuanto prohibiciones y restricciones de la DCI pero que no iba a dejar de lado una edición por que sí ni animaba al combo y las mazos de ventaja. No todos vamos a llegar a ser jugadores profesionales de esto, es más, tampoco queremos aparte de que podamos o no. Fair Play y a pasarlo bien con cada ronda, sin piques y con premios a elegir cuando no ya más útiles que caros.
Así que ahora algunos que correís como pollos sin cabeza detrás de completar vuestro affinity de los cojones, (me consta porque yo os vendo las cartas), o retorciéndoos la materia gris en busca del neo-combo-con-arcano deberiais recordar como empezamos. Muchos de los que juegan casi cada tarde no estarían ahí si hubiéramos empezado con esas formas tan competitivas y, a veces, tan enfermas. Vamos a divertinos y la DCI, (junto al circuito profesional) , al rio si hace falta.
Los jugadores de Magic grandes de verdad no se gastan un pastón para hacerse con una lista de cartas aparecida en Internet o en la revista Serra. Los jugadores que han hecho historia en este juego inventaron la curva de maná, dieron utilidad a cartas antes denostadas como Ofidio e inventaron sus propios recursos. Kai Buddle no pirateaba su mazo, lo creaba y se divertía con la mayor cantidad de cartas posible. La ventaja resultante de la habilidad de afinidad es ahora un incordio tal para lo ameno y variado del juego como fueron las variantes de mazo en torno de la Necropotencia en lo que se llamó el necrosummer, un torneo gordo donde todo hijo de vecino jugaba con un jodido mazo que giraba en torno a la carta de marras.
No quiero decir con esto que Fundación Kaufman esté cerrada a los jugadores expertos y competitivos, ni que no pensemos en hacer alguna presentación alguna vez, simplemente quiero que recordeís para llamaros a la mesura cosas como el mazo Smoked Warriors que os reproduzco a continuación en otro post, ¿Por qué? porque es un mazo nativo del Pachanga Tournament, creado para la ocasión por un jugador con el que compartís mesa día a día y preparado para divertirse con combinaciones de las cartas que no suelen jugarse y por las que nadie apuesta por encima de diseñarse para ganar, si bien fue este mazo el que ganó el torneo.
Quizá fue porque nadie pudo descargarse de Internet como neutralizarlo. Puede que no gane tantos eventos como otros jugadores, pero Blandy, su creador, puede que sea uno de los mejores jugadores de Magic de entre los que tenemos el placer de jugar en mi humilde establecimiento. Meditad en ello. Francamente, yo soy el principal beneficiado en que os desespereís por cartas concretas de precios abusivos, así que si intento llevaros a otra dirección en cuanto a juego, mis razones tendré, y esas razones sois vosotros y el buen rollo que disfrutamos. Nunca dejeís de divertios en pos de competir.
Publicar un comentario