25 octubre 2015

Nueva dinámica al blog... (y un mal título a un post)

Los diarios de diseño fueron, como el Power 19, una herramienta para exponer la agenda creativa de un juego de rol y poder recibir feedback de las comunidades creativas. Al igual que el mentado Power 19, tuvieron su pequeña moda, siendo sobre todo usados por editoriales y auto editores para la auto publicidad. Pero herramienta son y sirven.

Este blog, vinculado en su inicio a mi antiguo establecimiento, sus noticias internas en particular y frikadas de todo tipo en general, lleva cerca como una década estando ahí con periodos largos de abandono y reciclándose de distintas formas. La última vez, en 2013 y como una especie de terapia para coordinarme ser productivo con plazos no teniendo un trabajo al uso, me dediqué a reseñar el material de entretenimiento que pasaba por mis manos. Tenía cabida y fue divertido. Lo dejé cuando encontré mi propia rutina y una clave, muy concreta, sobre los géneros a aplicar al rol, tema que no es el de hoy.

Lo que sí vengo a contar ahora es que a partir de ya y con periodicidad dispar, iré dejando notas sobre un juego de rol, aparcado en 2008, que vaya recopilando y produciendo. Lo digo al revés, porque el asunto es traerme las ideas que reciba de ficción y, sobre todo, la vida real, desarrollando mis ideas al respecto de su aplicación a ese pretendido juego. Su temática es (o sería) ciberpunk, por lo que no es extraño que la actualidad me de para pensar, imaginar y se pueda desarrollar eso.

Existe una versión incompleta de ese juego aparcada hace todos esos años, incluso ideas con sustancia para un spin off, pero ni está hecho, ni pretendo vendéroslo ni pediros dinero como donantes para ello. No ahora, y sí eso se da, no en un plazo cercano. Voy a compartir una serie de ideas al respecto, reflexiones sobre el (sub)género y esto no va de ponerte los dientes largos en busca de tu pasta, sino de ser un cuaderno de notas público sobre el asunto, pendiente del posible feedback que podáis aportar. Va a ser un diario de diseño de verdad, usando un blog como un auténtico cuaderno de bitácora digital, y os propongo seguirme en este viaje que propongo.

Debería anunciarlo con fanfarria y orfeones, pero no me va eso. Esto es un proyecto, o ni eso, una dinámica, que humildemente prologo ahora, y no soy de generar hype ni atormentar nadie con spam. Me apetece ahora girar sobre estos temas, y lo haré mejor si me toca hacerlo sacándolo de mi cráneo para terceros.

Cabe preguntarse por qué esto no acaba en Fanzine Rolero, la revista digital que aún dirijo y puntera en rol, y con su plataforma de publi para buscar gente y bla, bla... pero hay dos razones. 

La primera es, como he dicho, que esto es humilde y detesto el hype, detesto ocuparme de la publi en avances de Fanzine. La segunda razón es que tampoco valdría la pena. Nunca he rechazado un contenido para Fanzine, pero sí he pedido, hemos pedido los editores, que se desarrolle más la crítica o los argumentos que contiene. Esto va a ser muchas veces poco más que un link curioso con comentarios sobre qué supone o como aplicarse en juego. Así que no lo creo adecuado para la revista y no lo aceptaría si me lo ofrecieran. Hay muchas formas de denominar a aquellos que usan para los demás reglas que no aplican para sí mismos, pero ninguna es ''profesional''.

Esto van a ser unos posts para el blog, al modo en que se hacen las cosas en los blogs. Eso es estupendo, semillas de muchas cosas y leo un centenar de ellos con interés, pero no son contenidos propios de Fanzine Rolero. Es lo que hay. 



En fin, ya ando extendiéndose demasiado y sin duda esto será más largo que muchos de estos aportes. Voy a hacer lo que anuncio porque me resulta divertido, en un blog y a su modo que es su formato ideal, y si me sale alguna otra cosa que postear sobre también temas de este blog, pues se dará. No hay que darle más importancia. Solamente quería avisar. 

Pos eso. 
Publicar un comentario